4 tips para hacer de tus hijos grandes lectores

Hoy 23 de abril es el día del libro por eso os traigo 4 consejos para inculcar esa pasión por la lectura a los más pequeños.

lectura1. Como ya dijimos anteriomente, los niños aprenden por imitación por lo que es necesario que nos vean leer. Para adquirir hábitos de lectura es fundamental leer de manera habitual. Si no pueden leer por ellos mismos, léeles un cuento todas las noches antes de dormir. Si saben leer podéis hacer un club de lectura nocturno (15-20 minutos de lectura antes de apagar la luz).

2. Ir a las bibliotecas públicas de nuestra ciudad es una actividad muy interesante para hacer en familia. Deja que curioseen por las estanterías en busca de libros y que escojan el que más les apetezca. Además las bibliotecas suelen hacer actividades muy atractivas para niños.

3. Un espacio sólo para ellos, su biblioteca particular. Allí podrán tener todos sus libros y cogerlos cuando les apetezca. Puede ser en su habitación o en el salón de la casa. Sólo necesitan un lugar cómodo y buena luz.

4. Castigarles con la lectura es un gran error ya que la lectura tiene que ser entendida como una actividad divertida y apetecible. Si los obligamos a leer crearemos el efecto contrario.

 

Anuncios

El Emocionario

El otro día hablábamos de las habilidades para la vida y de la educación emocional.

Y tú como padre/madre te preguntarás ¿qué puedo hacer yo para trabajar la inteligencia emocional con mi hijo/a?

Pues hoy traigo un libro muy interesante con el que trabajar las emociones, el Emocionario.

Se trata de un libro donde encontraremos descritos con un lenguaje sencillo 42 estados emocionales para que el niño pueda identificarlos y así expresar lo que siente. Me parece un libro fantástico para trabajar la inteligencia emocional y para el fomento de la lectura.

¿Cómo?

Sentándonos a leer con nuestros hijo/a una emoción, resolverle las dudas sobre las palabras que no entiendan del texto, vincular las emociones con momentos de la vida del pequeño…

Al tratarse de un libro muy visual, las ilustraciones nos pueden servir de guía para la lectura del texto.

Además en la página web de la editorial del libro, Palabras Aladas, podremos encontrar más contenido como las fichas de actividades que trabajan cada emoción.

Aquí podréis ver un fragmento del Emocionario.

Destinado a partir de niños/as de 6 años.

La lectura, mi gran amiga

Cada vez más la animación a la lectura se plantea como una asignatura pendiente de nuestros menores. Son distintos los factores que indican la falta de motivación por el hábito de la lectura, por ejemplo:

La falta de adecuación del libro a su lector: Los libros normalmente están categorizados por edades, esta clasificación es muy importante a tener en cuenta para escoger el libro idóneo para los niños*, pero también debemos de tener en cuenta factores como la extensión, el tipo de letra, el número de ilustraciones, etc. Si tenemos a un niño al que no le gusta leer y le damos un libro con la letra pequeña y una amplia extensión, el niño probablemente se agobiará y rechazará el ejemplar.

Exceso de obligaciones escolares: Muchos son los menores que llegan a casa con una cantidad considerable de “deberes”, por lo que se hace más difícil encontrar un espacio para la lectura.

Inexistencia de modelos familiares: Si la lectura no se ve como algo cotidiano dentro del núcleo familiar, es muy difícil que el niño tenga el hábito de leer.  Los niños hacen lo que ven,  copian sus conductas de las conductas de los mayores.  Así los familiares se posicionan como modelo a seguir por parte del niño, eso es lo que llamamos modelaje familiar.

el verbo

El verano y por consiguiente las vacaciones escolares se presentan como un buen momento para favorecer ese hábito de lectura en los más pequeños (y no tan pequeños). Podemos aprovechar para leer en la playa al atardecer, por la noche antes de irse a dormir, en el campo después de comer…

Iremos dando alguna idea de libros interesantes para todas las edades, pero eso será en otro momento. Un libro me está esperando.

 

 

 

* En este blog, el término niños se refiere al conjunto de todos los niños y niñas. Se elige así este término neutro con el fin de facilitar la lectura del post. Lo mismo sucederá con el singular niño=niña.