Celos infantiles: El síndrome del Príncipe destronado.

Pingu está celoso y es que con la llegada de un nuevo miembro a la familia es frecuente que aparezcan los celos en los pequeños de la casa. Es su manera de protegerse y reclamar la atención que antes recibían por parte de sus padres y familiares, que ahora tiene que ser compartida. En la mayoría de las ocasiones nos encontramos con celos pasajeros (desaparecen cuando el niño se adapta a la nueva situación familiar), sin embargo cuando esta conducta se prolonga en el tiempo  y es exagerada se debe de contar con la ayuda de un profesional.

celos-entre-hermanos

 

Cada niño es diferente a otro por lo que las posibles causas de los celos pueden variar. Existen factores  que inciden en el comportamiento celoso del niño, por ejemplo el estilo educativo de los padres (si la atención es asimétrica, como en el caso del video), el momento de maduración (la etapa más sensible abarca de los 2 a los 5 años), la personalidad de cada individuo etc.

¿Cuáles son las manifestaciones más concurrentes en las conductas celotípicas?

  • Lloros sin motivo.
  • Aparición de conductas ya superadas hasta la llegada del hermano (enuresis, chuparse el dedo, usar un lenguaje infantil…)
  • Cambios de humor.
  • Dificultad para obedecer.
  • Alteraciones en el apetito (menos ganas de comer, pedir que le den la comida)
  • Alteraciones en el sueño (despertar nocturno, pedir dormir con los padres, insomnio)
  • Conductas agresivas con los padres.

¿Qué podéis hacer los padres en casa para minimizar las conductas celosas?

  • Establecer un equilibrio de trato para con los hijos. No deben existir tratos preferenciales.
  • No establecer comparaciones entre uno y otro.
  • Felicitar los aspectos positivos y no recriminar tanto los negativos.
  • Aumentar el tiempo de actividades familiares donde tengan que participar todos los miembros con el fin de estrechar lazos.
  • Recordar al hermano mayor las “ventajas” que tiene el ser mayor (realizar determinadas actividades o juegos)
  • A partir de los 3-4 años es interesante darle al hermano mayor protagonismo en el cuidado del hermano pequeño, así afianzaremos su autoestima  y le haremos partícipe de su gran ayuda a la familia.
  • Ante los episodios de celos utilizaremos la retirada de atención. Una vez que el niño se tranquilice podemos intentar razonar lo ocurrido.

Los celos deben de ir desapareciendo a medida que el niño crezca, por eso debemos de dar tiempo al tiempo y que estas conductas se vayan superando.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s